¿Qué es RFID?

Lunes, 8 de marzo de 2021

Gabriel Garcia- Gerente de desarrollo Organizacional

Identificación por Radio Frecuencia es una tecnología que permite identificar objetos mediante ondas de radio de manera única y pudiendo captar cientos de objetos a la vez.

Las etiquetas RFID (RFID tag en inglés) son unos dispositivos pequeños, similares a una etiqueta, que pueden ser adheridas o incorporadas a un producto, un animal o una persona.

Existen diferentes frecuencias dentro de la tecnología RFID:

  1. Ultra High Frequency (UHF): con frecuencias de 860 MHz – 960 MHz y un rango de lectura que puede llegar a más de 12 metros.
  2. High Frequency (HF): con frecuencias de 13,56 MHz y un rango de lectura entre 10 cm y 1m.
  3. Low Frequency (LW): con frecuencias de 125 KHz – 134KHz, con un rango de lectura corto, unos 10cm. 
  4. Near Field Communication (NFC): con frecuencias de 13,56 MHZ y una potencia de menos de 15mA, por lo que tiene un rango de lectura corto, entre 4 y 5 cm.

¿COMO FUNCIONA EL RFID?

En pocas palabras, los sistemas RFID constan de cinco  componentes (Ver figura 1)

Etiquetas RFID o etiquetas inteligentes

Las etiquetas RFID vienen en una variedad de formas y tamaños y son “pasivas” o “activas”.

 Por lo general, son pasivas, lo que significa que no necesitan un suministro de energía integrado, por ejemplo, una batería.

Las etiquetas pasivas generalmente están hechas de un Inlay de RFID y una carcasa para protección contra daños físicos.

Los Inlay consisten en un pequeño microchip de silicio que almacena la identidad digital, así como datos adicionales y se adjunta a una antena en un sustrato delgado como papel o película de plástico (PET).

La antena de una etiqueta pasiva recibe las ondas de radio del lector y las dirige al microchip, donde se recolecta la energía y se utiliza para enviar señales de radio al Reader (Lector).

Antena RFID

Las Antenas RFID son las encargadas de emitir y recibir las ondas que nos permiten detectar los Tags  RFID.

Cuando un Tag RFID cruza el campo de la antena este se activa y emite una señal.

 Las antenas crean diferentes campos de onda y cubren diferentes distancias.


Lectores de RFID (Reader´s)

El lector es la parte central del sistema. Se encargan de procesar las lecturas realizadas por las antenas. Disponen de diferentes modos de lectura según la aplicación: inventario, lectura múltiple, etc.

Software

Algún tipo de software siempre es necesario en un sistema RFID.

A veces es solo un programa básico, otras necesitas un middleware o software complejo para gestionar cientos de lectores a la vez.

Dependiendo de los requisitos de la aplicación, los componentes del sistema deben elegirse cuidadosamente para permitir el rendimiento, la precisión y la confiabilidad deseados.

Impresoras

Para  imprimir la etiqueta RFID tan fácil como si imprimiera una etiqueta convencional se requiere de impresoras / grabadoras para RFID.

Las impresoras nos dan la posibilidad de codificar los Tags RFID, imprimir información humanamente legible, códigos de barras y/o códigos QR, simultáneamente.  Existen modelos para entornos industriales, de sobremesa y portátiles.

Figura 1

Figura 1

BENEFICIOS DEL RFID

La habilidad de identificar y rastrear objetos individuales o contenedores con artículos sin necesidad de tener una visión directa aporta mucho valor a las empresas para controlar sus inventarios y procesos.

APLICACIONES DE LA TECNOLOGIA RFID

Algunas de sus aplicaciones más comunes son las siguientes:

Gestión de la cadena de suministro (SCM)

Una de las aplicaciones fundamentales que podemos encontrar está destinada a la mejora global de la cadena de suministro, automatizando, simplificando, o incluso eliminando los trabajos de identificación y captura de datos que se producen en los distintos puntos de la cadena, y de ese modo garantizar la trazabilidad.

De esta simplificación se derivan beneficios como el aumento de la productividad y la eficiencia, o la reducción de los costes operativos.

Industria

La tecnología RFID permite mejorar los tiempos de producción, reducir mano de obra directa en procesos que no aportan valor al producto, y en general, aumentar la productividad global de la empresa.

Un ejemplo es la captura de altos volúmenes de datos en procedimientos dónde es imposible o muy costoso hacerlo manualmente.

Para garantizar una completa trazabilidad de los productos y simplificar las interacciones entre los diversos actores de cadena, la tecnología RFID permite tener una visión y control global de la cadena de suministro, pudiendo gestionar proveedores, operaciones, canales y consumidor con mayor facilidad, detectando fácilmente errores y almacenando información relevante en cada producto e inclusive en  cada pieza (como el número de serie, lote, fecha de expiración, operario, planta o la fecha de fabricación, entre muchas otras variables de trazabilidad y control).

Logística

La interacción entre la fabricación, los centros de distribución y las tiendas, es mucho más ágil y efectiva con Tecnología RFID al identificar de forma masiva y fiable las mercancías recibidas, evitando tener que verificar la información manualmente.

Además, se mejora la gestión del almacén, al poder dejar y recoger mercancía de modo automatizado.

 También se logra reducir el tiempo de confección, preparación y recogida de los pedidos, pudiendo detectar fácilmente cualquier tipo de error.

Con esta tecnología tendremos una visión global del negocio, garantizaremos un buen servicio, y veremos cómo aumenta la productividad un 20-30% más que usando código de barras.

Retail

El retail es uno de los sectores que más beneficios ha obtenido. Las etiquetas RFID adhesivas que se colocan en los productos nos ayudan a conocer en todo momento la localización exacta de cada artículo, además de almacenar información de relevancia sobre el mismo. Eso simplifica enormemente la gestión del inventario, evitando la rotura de stock (Agotados en la góndola).

 El sistema anti-hurto / control de pérdidas también se logra con el  uso de la tecnología RFID dado que  un portal de detección dará la alarma en caso de que alguien intente llevarse un producto sin pasar por el punto de pago.

Podemos ofrecer a nuestros clientes una nueva experiencia de compra, gracias a pantallas y espejos interactivos que permiten: identificar y proyectar información de los productos; ofrecer recomendaciones de compra; o solicitar tallas y colores distintos, entre otras opciones.

El RFID es una herramienta de gran utilidad para mejorar la satisfacción del cliente, y aumentar el volumen de ventas. La industria de la moda, la joyería, y la cosmética, son algunos de los sectores dónde la tecnología marcara la diferencia.

Hospitales /Industria farmacéutica

La tecnología RFID es una gran herramienta para hacer posible la gestión, la seguridad y el seguimiento de activos y personas en el sector sanitario.

 Algunas de sus funciones principales en los hospitales son: marcar herramientas de quirófano de las que se debe tener un control muy preciso; controlar el acceso de pacientes y personal a las diversas áreas del centro hospitalario; y almacenar la información relativa al historial médico de cada paciente para facilitar su tratamiento y evitar confusiones.

Otras industrias y usos de la tecnología RFID

Alimentación y bebidas

Bibliotecas/Documentos

Cronometraje deportivo

Identificación y localización de activos

Gestión de inventario de cualquier naturaleza

Control de entradas y salidas de personas objetos y vehículos

Como has podido comprobar, son muchas las ventajas y oportunidades que ofrece la tecnología RFID.

En Servibarras llevamos años instalando y desarrollando soluciones  RFID que se adaptan a toda clase de retos.

Siguenos en nuestras redes sociales

Contáctenos

Diligencie el siguiente formulario o escríbanos a info@servibarras.com

Formulario Servibarras
Scroll Up
×