¿Cómo no caer en malas prácticas sostenibles?

Viernes, 9 de Abril del 2021

Liz Mercado - Especialista en sostenibilidad

Para nadie es un secreto que a lo largo de los años el consumismo ha generado un impacto negativo a nivel ambiental.

En lo que corresponde a los  empaques, estos terminan en destinos no adecuados para que sean aprovechables o su naturaleza no es sustentable. Teniendo en cuenta lo anterior en Servibarras nos estamos enfocando  a generar los medios para que la etiqueta  se pueda Reciclar, que nuestros clientes puedan Reducir los volúmenes de consumo y cuando aplique, Reutilizar los  materiales de que se componen.

Como organización estamos en la ruta donde podemos declarar que nuestros procesos de producción serán sustentables en el tiempo y hoy estamos en la capacidad de ofertar materiales con características de sustentabilidad.

 Según el informe Greenpeace publicado en 2018, Colombia genera unas 12 millones de toneladas de residuos sólidos al año y solo recicla el 17%, esto quiere decir que el porcentaje restante termina en rellenos sanitarios y un poco más lamentable en los ríos, siendo evidencia de esto que dos de los ríos más importantes del país, el Magdalena y el Amazonas hacen parte de top 20 de los ríos más contaminados en el mundo, esto sin dejar a un lado que actualmente según el DNP (Departamento Nacional de Planeación) Colombia está entre los 40 países que más generan gases de efecto invernadero, algo muy preocupante.

El mundo ha cambiado, hoy el consumidor se enfoca en ser más consiente por lo que consume, en lo que nos venden y como producen las empresas.

Ante esta realidad una redirección en los objetivos estratégicos y misionales de las industrias para materializar un impacto positivo ambientalmente y socialmente, es un deber ser.

Un cambio cosmético, ya sea replanteando la misión, visión o su mega es considerado una ofensa a la inteligencia de la  nueva generación de consumidores consientes.

Seamos claros, ser sustentable o sostenible debe cumplirse y no puede quedar solo en publicidad “verde”, una de estas prácticas se conoce como Greenwashing o “Lavado Verde”, una definición utilizada por los consumidores al evidenciar que las empresas están realizando malas prácticas sostenibles al informar características en sus productos donde indiquen que son amigables con el medio ambiente, cuando en realidad no lo son.

El Greenwashing tiende a ser algo parecido al blanqueo de imagen de las marcas, para beneficiarse a partir del marketing ecológico aumentando sus ventas y posicionándose en el mercado, aprovechándose de la conciencia ambiental de los consumidores finales, lo cual tendería a ser similar a una publicidad engañosa y que en Colombia es regulado por la Superintendencia de Industria y Comercio. Algunos casos puntuales de los Greenwashing más comunes son:

¿Pero cómo ser responsable y no caer en malas prácticas sostenibles?

 La industria, tanto de productos y servicios, que considere permanecer y perdurar en el tiempo, requiere enfocarse en 3 pilares fundamentales : Lo económico, Lo social y  Lo ambiental  de forma integral y autentica , atravesando a toda la organización y sus grupos de interés, donde al final se refleje en una real  propuesta de Valor Sustentable.

En Servibarras lograras obtener:

Queremos convertirnos en el aliado para el rediseño, la mejora de tus etiquetas y las estrategias de comunicación  sostenible para tus productos.

Siguenos en nuestras redes sociales

Contáctenos

Diligencie el siguiente formulario o escríbanos a info@servibarras.com

Formulario Servibarras
Scroll Up
×